Página Solidaria

Universitarios trabajarán en comunidades durante el verano

Los integrantes de Manos a la Obra estudian las necesidades y luego aplican sus conocimientos para dar soluciones y alternativas

Hay universitarios que más allá de pensar a dónde pasarán sus vacaciones, también planean actividades solidarias. El grupo Manos a la Obra es un ejemplo de ello. Más de 100 estudiantes trabajará en las zonas más carenciadas de Carmen del Sauce y Villa Gobernador Gálvez del 22 al 26 de enero de 2014. “Elegimos esa fecha porque no hay ni exámenes ni cursada”, explicó Giselle Mazzali, estudiante de psicología de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y coordinadora del grupo.
    
Manos a la Obra nació como una iniciativa de la Pastoral Universitaria de Rosario, dependiente del Arzobispado, y es un espacio abierto para todos los jóvenes que quieran “dar una mano”, más allá de ideas o religión.
    
La semana pasada lanzaron la inscripción para los que quieran participar durante el verano.
    
El objetivo es aplicar los conocimientos adquiridos en el aula durante el año a necesidades concretas que puedan encontrar.
    
Por eso, en estos meses previos, los jóvenes cada 15 días recorren los distintos barrios y verifican las necesidades.
    
Luego, cada uno según su carrera elabora planes de acción que se desarrollarán durante esos cinco días en terreno. La actividad se replica en un mismo barrio durante tres años y luego se incursiona en una nueva población.
    
El verano pasado, unos 160 jóvenes trabajaron en Villa Constitución. “Los estudiantes de odontología revisaron a los chicos, los de ingeniería crearon una plaza y un canal para que corra el agua de lluvia y evitar el anegamiento”, explicó Giselle. A su vez, desde carreras como educación y psicología se organizaron actividades de motivación para los chicos.
    
También estudiantes de medicina dictaron charlas sobre cuidados prenatales y lactancia materna.
    
Giselle está en el último año de Psicología de la UNR y hoy coordina las actividades de Manos a la Obra. “Nos reunimos todos los miércoles en la iglesia Misericordia, de Oroño y San Luis”, contó.
    
La joven conoció el proyecto Manos a la Obra en 2011 “por el boca a boca”, recuerda y está convencida de que vale la pena dedicar algunos días del verano a hacer algo por el otro.
    
“Manos a la Obra te da la posibilidad de pensar cómo será la práctica de tu carrera y a la vez conocer otras realidades. También es una satisfacción comprobar que con lo que estudiaste podés ayudar a otros”, reflexionó la joven quien junto a Juan Ignacio Fernández preparan la actividad que se desarrollará en enero de 2014.Los interesados en participar pueden inscribirse a través de la página web: www.morosario.com.ar. o en Facebook Manos a la Obra Rosario o consultar a través del e-mail: proyectos@morosario.com.ar.