24-10-17

Médicos buscan fondos para atender en El Impenetrable

Forman parte de la ONG La Higuera. Desde hace más de 10 años viajan cada 15 días para curar a niños y mujeres. Ahora quieren construir un centro integral en Chaco

Desde 2003 existe la ONG La Higuera formada por profesionales y estudiantes de medicina que quieren atender a los más pobres del país. Por eso viajan cada 15 días al paraje Las Hacheras, en el corazón de la provincia del Chaco, a donde atienden a más de 10 mil personas. Mañana realizarán una cena para juntar los fondos necesarios y terminar de construir el Centro Nutricional y de Desarrollo Materno Infantil. “En 2010, con un recital de Juan Carlos Baglietto juntamos el dinero para comprar 30 hectáreas en el Impenetrable”, cuenta Gustavo Farruggia quien comenzó con este sueño hace 14 años. “Después construimos los dos consultorios donde atendemos a la gente y este año, con una donación importante de la Bolsa de Comercio de Rosario pudimos levantar las paredes y el techo del Centro Nutricional y de Desarrollo Materno Infantil, esta cena es para poder equiparlo y terminarlo”, contó el médico.
Los médicos que participan del trabajo de La Higuera tienen en claro que la salud es una cuestión integral, por eso en este nuevo centro se va a trabajar también en docencia. “Tiene una gran cocina donde queremos que las mujeres aprendan a cocinar con los alimentos que tiene y que pueden producir, pro eso tenemos una huerta y la idea es que puedan producir sus propios alimentos y sepan qué valores nutricionales tienen”, amplió Farruggia.
En esa gran cocina además de clases, se servirá una comida y el lugar contará con un salón de usos múltiples para trabajar con madres y niños.
“Luis Landiscina nos ayudó mucho con este centro y nos acompañará con su presencia, al igual que Jairo”, detalló.
Actualmente La Higuera está trabajando conjuntamente con la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Rosario para que los estudiantes y profesionales puedan hacer sus prácticas en zonas rurales. “El objetivo final es que cuando desaparezcamos nosotros (La Higuera) el proyecto esté en manos de la universidad para que sea una oportunidad de aprender “en el terreno”. Ese es el objetivo último que perseguimos”, concluyó el líder de la organización un día antes de la gran cena.