22-11-16

Todo por Amor necesita ayuda para seguir funcionando

El hogar que asiste a personas mayores ve comprometido su funcionamiento por problemas económicos y la falta de ayuda del estado.

Después de 18 años de trabajo, Fundación Todo por Amor ve en riesgo su labor por problemas económicos.  La institución que da asilo y contención a unas 100 personas peligra su actividad durante 2017 y pide ayuda. Todo por Amor nace en 1999 dando respuesta a las necesidades de adultos mayores y discapacitados. La tarea va más allá de brindarles a los abuelos un lugar donde puedan bañarse, cenar dormir y desayunar. El objetivo de los hogares es contener, asistir y brindar calidad de vida a estas personas. “Todo por Amor busca generar el espíritu de familia que los abuelos perdieron, donde cada uno pueda moverse con absoluta libertad y hacer  lo que le genere bienestar” afirmaron desde la organización. Y destacaron: “Nadie elige la calle. Por distintas situaciones, las personas se ven obligadas a vivir en la intemperie.  Solo cargan con su dolor y esto les quita día a día las ganas de vivir”. La gente que trabaja en  la organización se capacita permanentemente con el fin de ayudar al desarrollo integral de las personas mayores.  En el refugio se programan talleres que apuntan a distintos intereses. El objetivo es fomentar el entretenimiento y la socialización que suelen ser las falencias que tienen las personas en la tercera edad.  “Hoy contamos con microemprendimientos  que los devuelven a la cultura del trabajo, los hacen sentir útiles  y recuperar su dignidad.  Hacemos talleres de huerta,  confección de alfombras y son ellos mismos quienes están al frente de los puestos en donde se venden las  donaciones”. La actualidad. Hoy son dos los hogares de la Fundación Todo por Amor en funcionamiento. Uno se encuentra en Amenabar al 100 y el otro en Necochea al 1600. No solo se reciben adultos mayores sino que también se da contención a personas con capacidades diferentes y en situación de calle. Hace un mes tuvieron que cerrar el refugio de Eva Perón al 1900. En este  lugar se daba contención a  mayores de 40 años que vivían en la calle. Los dueños del inmueble y los vecinos del barrio no querían que funcione un albergue en esa propiedad. A este panorama se sumaron los problemas económicos. “Siete mil pesos de agua, más los costos del alquiler, de los  servicios  y los impuestos, nos obligaron a cerrarlo” explicó con preocupación  Ana Moreira presidenta de Todo por Amor. Y destacó: “Ninguno de los refugiados se quedó en la calle. Con la ayuda de ellos mismos se reorganizó los hogares existentes para que nadie se quede sin un techo”. En menos de dos años se logró tramitar los documentos de las personas  que por estar en situación de calle no los tenían. También se los acompaña y se los apoya en los tratamientos que muchos inician para dejar las drogas y el alcohol. Por otra parte, en los hogares se tramita la jubilación a los abuelos quienes aportan un porcentaje de lo que cobran para ayudar a los que no cuentan con ella. El pedido. Los hogares se sostienen a través de la solidaridad de la gente de Rosario. Nunca se recibieron subsidios fijos por ello nunca se contó con un presupuesto anual. “Lo recaudado a través de  bonos contribución, las donaciones de particulares,  de las empresas  y la ayuda de los medios de comunicación es lo que hoy permiten que la comida llegue a la mesa de nuestros abuelos todos los días” contó Moreira.  Y agregó: “Desgraciadamente no puedo decir lo mismo del Estado.  Ni la  Municipalidad, ni del Consejo, ni la provincia, ni la Nación pudieron hacer nada por los refugiados, por los discapacitados y por las personas mayores. Presentamos cartas, expedientes y pedidos pero nadie nos escucha”.   Todo por Amor sigue trabajando con esperanzas de poder reabrir el refugio. Desde la agrupación reclaman poder tener un espacio de diálogo con el Estado. “Necesitamos ser escuchados,  que las autoridades  se sienten con nosotros y encontrar juntos una solución. Nuestra experiencia es la de luchar solos, pero hoy necesitamos ayuda. Pedimos que nuestros gobernantes  miren con los ojos del corazón, escuchen con los oídos y actúen con el alma, para volver a recuperar nuestro refugio” exigió Moreira.   Cómo contactarte: Si querés sumarte como voluntario o acercar donaciones: Llamar al 341- 156 212756 / 5572701 o dirigirse a  Amenábar 149,  de 9 a 13, vía mail a: info@todoporamor.com.ar Facebook: https://www.facebook.com/todo.p.amor.1?fref=ts Web: www.todoporamor.com.ar