30-09-16

700 chicos corrieron un maratón para ayudar al hospital de Niños Zona Norte

El domingo, en el parque Alem se juntaron 5 mil pañales para los pequeños que se atienden en ese efector público

Desafiando el frío, unos 700 chicos, desde bebés hasta nenes de cuatro años, acompañados por todas sus familias, participaron de un maratón a beneficio del hospital de niños Zona Norte Roberto Martín Carra, ubicado en avenida de los Trabajadores 1331. La actividad fue organizada por la asociación civil que lleva el nombre del hospital en conjunto con la entidad que aglutina a los jardines de infantes particulares. Podían participar desde los que acuden a las salitas maternales hasta los que van a jardín de cuatro. El maratón fue muy pintoresco porque cada niño llevaba la pechera con su número de corredor y recibió una medalla por haber participado. A la vez, los menores de tres años podían “correr” en su cochecito o a upa de alguno de sus padres, con lo cual se vieron corredores de todas las edades. La inscripción consistía en la donación de un paquete de pañales. Al finalizar la jornada las voluntarias contaron 5 mil pañales que se entregarán a los chiquitos que van a la guardia o que están internados, ya que el hospital carece de estos elementos para proveerlos. Los chicos por los chicos En forma paralela, uno de los socios de esta asociación creó el programa “Los chicos por los chicos”, con el objetivo de que nenes y nenas puedan ayudar directamente a los niños internados. En esta oportunidad, los niños de los jardines de infantes pintaron las sábanas para las camas de los que están internados con dibujos que les salieran del corazón. “Son hermosos”, comentó Mabel Caviglia de la asociación del hospital, quien relató que “las sábanas se pintaron en los distintos jardines de infantes y los chicos plasmaron mensajes como ¡curate pronto! O ¡Ya te vas a estar mejor” contó. Estas sábanas las entregaron el mismo día del maratón.  
COMPRA DE INSUMOS

La asociación civil hospital de Niños Zona Norte colabora activamente organizando actividades y recolectando donaciones para ayudar al efector. Desde que se creó ya pudieron comprar insumos médicos y aparatos como impedanciómetro, taladros para cirugías traumatológicas, un laringoscopio rígido, tela para las sábanas que se cosen en el hospital y lo necesario para confeccionar los uniformes de los médicos. Asimismo, lograron acondicionar los boxes de la sala de kinesiología motriz, y el año pasado se compró un set de maniquís para los cursos de Resucitación Cardio Pulmonar (RCP) y se imprimieron los manuales para que se pueda enseñar esta práctica a los padres que acuden al hospital. Además, imprimieron manuales para los papás de los chicos celíacos, con el objetivo de que conocieran la enfermedad y sepan cómo hacer las dietas.  Regalos La policía comunitaria de la zona, por propio iniciativa, juntaron juguetes y el domingo los llevaron al hospital para los chicos que estaban internados. Cabe aclarar que los presentaron muy bien envueltos y en excelente estado.   Cerca de 2.000 chicos celebraron su día en los cines del Village Como ya hace 18 años consecutivos, la Fundación Camino Conin organizó un festival de cine del que participaron 1.793 chicos de los barrios más márginales de Rosario y Pérez. Superando el mal clima del sábado a la mañana y esperando impacientemente el momento de entrar, los chicos disfrutaron de las películas infantiles en todas las salas de los cines Village que cada año presta las instalaciones para los más pequeños, que no tienen la oportunidad de asistir de otro modo. Además de la película, Burguer King y Arcor se ocuparon de darles algo rico para comer después. Y la librería Lader les obsequió artículos escolares. También hubo otros espectáculos infantiles. Una mañana sin dudas inolvidable para los chicos.