26-07-16

Sol de Noche: nueve años de trabajo por las personas en situación de calle

Las bajas temperaturas no desalientan las ganas de aquellos que asisten a las personas sin techo

El Refugio Sol de Noche cumple 9 años de trabajo en Rosario.  La institución nace en 2007 después de la muerte de dos personas en situación de calle y sigue hoy trabajando por quienes viven en la intemperie. El proyecto es impulsado por un grupo de voluntarios que comparten un mismo y único objetivo: ayudar a las personas que viven en la calle, brindándoles un lugar en donde puedan alimentarse, higienizarse y  descansar en las noches invernales. Los orígenes. Elizabeth Baez fue la que arrancó la tarea.  En sus inicios Sol de Noche comenzó a funcionar en un comedor,  durante el día se servía la copa de leche a los chicos y por la noche funcionaba el refugio con los adultos.  Pasaron por distintos lugares hasta instalarse en Pasaje Marconi 2040 (Ituzaingo al 5200) en una casa cedida por una congregación religiosa. La meta de la agrupación es lograr obtener un terreno para levantar una casa  o un inmueble propio para poder funcionar definitivamente. En la primera experiencia arrancaron atendiendo a 22 y hoy son  más de 60 a  las que se le da asistencia. Reciben a personas mayores de 35 años que llegan a las 20 para pasar la noche. Al ingresar se les sirve una merienda, se asean, cenan y luego descansan hasta las 7 de la mañana, hora en la que se retiran. Sol de noche trabaja en el periodo invernal, abre desde el 10 de abril hasta fines de octubre. Voluntariado. La agrupación funciona a través del trabajo de voluntarios. Marcelo Giménez, vicepresidente de Sol  de Noche, afirmó que no es necesario ningún requisito para ser voluntario.  “Con nosotros trabajan personas de 18 a 60 años, lo único que hace falta es tener ganas de ayudar” destacó y aclaró: “los que ayudamos  no respondemos a ninguna bandera política ni religiosa”. Los voluntarios cumplen distintos turnos. El primero de 19:30 a 23:00 y de 23:00 a 7:00 el segundo, según la disponibilidad horaria. Están los que clasifican la ropa, los que ordenan la mercadería, los que cocinan, los que ayudan a servir platos y los que se encargan de la comunicación externa. Todos trabajan organizados con un solo fin: ayudar. Calor de hogar. La asistencia va mucho más allá del plato de comida caliente y una cama confortable. La contención es  un aspecto fundamental para los que allí concurren.  Marcelo destaca lo importante que es escuchar a las personas. “Tienen mucha necesidad que alguien los quiera los proteja y los escuche.  Llegan cansados, desmotivados, malhumorados, decepcionados. Nosotros al recibirlos tratamos de levantarle el ánimo con una sonrisa”.  Sol de Noche es mucho más que un refugio. Para muchos de los que concurren se transforma en su casa, la casa que nunca tuvieron. Marcelo recuerda  qué lo llevó a sumarse a Sol de Noche. Se sentía afortunado por tener un techo y un plato de comida. El pensar que hay gente que no cuenta con recursos tan básicos para la vida lo sensibilizo y comenzó a trabajar en la tarea de ayudar al otro. Ya cuenta con nueve inviernos de trabajo arduo. Las necesidades. Si bien Giménez reconoce recibir un subsidio municipal, el cual agradece, la realidad es que la cifra no alcanza. Resalta que si siguen trabajando es por la solidaridad de los rosarinos que acercan donaciones. Hoy se necesita carne roja, pollo, pescado y huevos. Actualmente están cubiertos de ropa de vestir pero necesitan ropa de cama y toallas. Los voluntarios siempre son bien recibidos. El futuro. Refugio Sol de Noche cumple 9 años y tiene deseos: que los rosarinos sigan colaborando con el proyecto, que visiten el hogar y vean como se trabaja, sumar más voluntarios y tener un techo propio. Pero el anhelo más importante es que con los años en vez de incrementarse la cantidad de refugiados sean cada vez menos. Que llegue el momento en que cada persona en situación  de calle tenga su hogar y su plato de comida y no necesite de un refugio para poder vivir.   Nueva reunión de voluntarios: Sábado 30 de julio a las 18, en Pasaje Marconi 2040 (Ituzaingo al 5200). Donaciones: Los que puedan colaborar dirigirse con las donaciones a Necochea 2315 de lunes a viernes de 9 a 12 y de 17 a 20. Contacto: Los interesados en saber más sobre el refugio pueden contactase al 0341-152827133 o via  Facebook: https://www.facebook.com/RefugioSolDeNoche/ Maratón Solidaria: Grupo Asegurador La Segunda realizará su Carrera Solidaria a beneficio de la ONG Banco de Alimentos Rosario. La maratón será el 7 de agosto a las 9  en el Monumento a la Bandera.  Durante el evento se llevará a cabo una colecta de frazadas, sábanas y toallas para contribuir con el Refugio Sol de Noche. Los interesados pueden inscribirse a través del sitio web oficial: http://carreralasegunda.com.ar/.