10-05-16

Recorren el país buscando jugadores de rugby sordos

El seleccionado Rugby Sordos Argentina (RSA) sueña con participar en el mundial que será el año próximo en Gales. Una clara forma de inclusión

Armando Parreño es un jugador de rugby que en sus época de juventud tuvo como compañero de equipo a un chico sordo. Desde entonces desarrolló una sensibilidad hacia las personas no oyentes y por eso decidió armar un equipo para conformar un seleccionado nacional que compita a nivel mundial. Y lo logró. Hoy unos 35 jóvenes integran el RSA Seleccionado Argentino de Rugby Sordos cuyo sueño es llegar al mundial de Gales que será el año próximo.

Hace pocas semanas el equipo se midió con Nueva Zelanda en Jujuy y en breve se enfrentarán al club rosarino Plaza Jewell.
“Nosotros recorremos el país buscando jugadores de rugby sordos, chicos desde 17 años a 36 más o menos”, explica Parreño cuyo anhelo es que los deportistas sordos se luzcan en la cancha.
La idea comenzó hace tres años y ya es una realidad. El seleccionado está formado por chicos no oyentes que juegan al rugby en equipos de su ciudad, y que se miden para entrar a esta selección. Luego, cuando hay partidos cada uno viaja desde su lugar para entrenar y salir a la cancha.
La diferencia con otros partidos es que el staff de entrenadores cuenta con un intérprete de señas que facilita la comunicación. 
Y en la cancha no suena el silbato, obviamente, y se levantan los brazos para frenar el juego.
Muchos de los jugadores son profesionales, terminaron una carrera universitaria y más de uno usa audífonos. La particularidad es que para entrar a la cancha, se los sacan, porque allí realmente nadie escucha. Y a la vez tienen una concentración increíble para captar todo lo que sucede al rededor.
“El rugby es inclusivo”, afirma Parreño en diálogo con La Capital y por eso el interés por mostrar que los chicos no oyentes pueden jugar, y muy bien, al rugby. 
“La gente se sorprende cuando los ve salir a la cancha. A veces hay un prejuicio de que van a jugar mal y en cambio son increíbles deportistas”, comentó el entrenador.
Por primera vez, el pasado 30 de abril, este seleccionado jugó con chicos sordos de Nueva Zelanda en Jujuy.
 
De todo el país.
Los jugadores tienen agudizados los sentidos, de hecho todos ellos compiten en equipos con compañeros oyentes.
Actualmente, forman parte de la selección chicos de Cañada de Gómez, Villa Constitución, Córdoba, San Juan, Mendoza, Río Negro, Neuquén, Entre Ríos, Misiones, Santa Fe, Jujuy, Tucumán, Salta, Buenos Aires y hasta hay un jugador invitado de Uruguay,
El staff está formado, además de por Armando Oscar Parreño, que es el entrenador, por Marcelo Reggiardo, manager y coordinador, Pato Pagano, preparador físico, Martín Ortiz y Laura Mas son los intérpretes de lenguas de señas. También lo integran el kinesiólogo Julio Taborra, y Ramon Javier como segundo entrenador.
Comenzaron a jugar al principio en Cañada de Gómez y luego viajaron a Armstrong, Los Toldos, Buenos Aires, Villa Constitución, Córdoba, Río Negro, y luego los invitaron poder participar del Top 9 en Antofagasta, Chile. Con mucho sacrificio, porque no cuentan con ningún tipo de ayuda económica, recorrieron miles de kilómetros hasta llegar la primera gira internacional. Ahora nada los para hasta llegar a Gales para ser parte de un mundial que seguramente será histórico.
Mientras tanto se están entrenando y la próxima semana visitarán la cárcel de alta seguridad de San Miguel (Buenos Aires) para enfrentarse a Los Espartanos, un equipo que funciona en el pabellón 8 de ese penal y que ha logrado cambiar la visión de la vida de mucho de los internos.
Los desafíos son muchos y cada vez más, pero nadie los detiene a los jugadores de la RSA que sueñan con seguir creciendo.
Para contactarse con el equipo se puede escribir al e-mail: rugbysordosargentina@gmail.com