12-04-16

Luchan por la legalización del trasplante cruzado

La Fundación Reno Trasplante (Furetra) brinda charlas informativas para contener a los pacientes en diálisis y promueve la donación de órganos

La Fundación Reno Trasplante (Furetra) trabaja desde 2008 en Rosario para dar calidad de vida a las personas que _ por una insuficiencia renal u otra enfermedad_ dependen de la diálisis para vivir. Ahora luchan para que salga una ley que permita el trasplante cruzado en el país.
El trasplante del periodista Jorge Lanata puso sobre el tapete una práctica que ya se realiza en el mundo pero no es tan fácil en Argentina. 
Se trata del trasplante con donante vivo cruzado. Hasta hoy la ley argentina permite que una persona viva puede donar su riñón a un familiar hasta el cuarto grado de parentesco. 
El trasplante cruzado se podría dar si hay dos personas que necesitan un riñón pero no tienen ningún familiar compatible. Si aparece un tercero compatible pueden “cruzarse” y que el órgano vaya al paciente que lo necesite y el familiar de este enfermo lo donaría al pariente del primero.
En el caso de Jorge Lanata, él recibió un riñón de una donante llamada Nora, y a su vez la esposa del periodista, Sara Stewart Brown, donó uno de sus riñones a Ignacio, el hijo de la mujer. Para esto fue necesario contar con la autorización de la Justicia. Es la única forma de hacerlo en Argentina. La Fundación Reno Trasplante lucha por una ley que permita agilizar este proceso.
“Existe el miedo de que haya un comercio de órganos, pero cuando es un trasplante cruzado es un riñón por otro riñón, es una gran acción altruista que uno puede hacer por un familiar”, explicó Nélida Pedonesi, presidenta de Furetra.
Nélida conoce al dedillo el tema porque tuvo un hijo que necesitaba un riñón y cuando se hizo los estudios comprobó que ella no era compatible. Lo mismo sucedió con el resto de sus familiares, y ninguno pudo donarle el órgano. En esos casos sólo queda la lista de espera de un órgano cadavérico.
“Cuando se hace un trasplante de donante vivo la evolución y la recuperación del paciente es mucho más rápida y mejor”, sostuvo Graciela Ocampo, también de Furetra. De allí la urgencia por dar a conocer qué es el trasplante cruzado, y la necesidad de que se reglamente.
 
Ayuda a los pacientes
Entre otras actividades Furetra lucha por fomentar la donación de órganos y tanto Graciela como Nélida aseguraron que todavía hay mucho miedo en la gente. “Creen que les van a sacar los órganos cuando estén vivos y por eso se niegan”, explicaron y señalaron la necesidad de que se hagan más campañas de concientización. “Recién se ablacionan los órganos cuando hay muerte cerebral y el corazón deja de latir. Nunca antes”, destacaron.
Asimismo, desde la fundación buscan ayudar a los pacientes que sufren alguna dificultad a la hora de hacerse la diálisis. “Lo único que nos importa es el enfermo y que se realicen los tratamientos en tiempo y forma”.
Y otra de las grandes batallas es la prevención. “Se podría prevenir la enfermedad renal si los médicos hicieran un análisis de creatinina y de uremia, porque si da bien no hay problema, pero en cuanto haya una pequeña modificación hay que ir al nefrólogo y se podría prevenir una enfermedad que termine en la diálisis. Eso es prevención”, explicaron. “Lamentablemente esto lo sabe poca gente”, se lamentaron.
 
Cómo nació
Furetra nació en la casa de Nélida quien al tener a un hijo en diálisis se interiorizó en el tema y convocó a familiares de dializados. “Los pacientes suelen encerrarse en sí mismos porque es muy difícil lo que pasan y los familiares no sabemos qué hacer. Allí surgió la necesidad de hacer charlas para saber acompañarlos en el proceso y en la espera del trasplante, algo que a veces nunca llega”, concluyó.
 
 
Para contactarse con Furetra, llamar a los teléfonos 153-731802 y 153-057673. Web: www.furetra.com.ar.