15-03-16

Abrieron duchas para personas en situación de calle

Como hizo el Papa Francisco en el Vaticano, también en Rosario hay lugares para que quienes no tiene un hogar puedan asearse

Los rosarinos dicen que en realidad la idea original surgió aquí y después la tomó el Vaticano. Y es que hace más de un año que en la sede de Cáritas Rosario, Balcarce y San Juan, funcionan cuatro duchas para las personas que duermen o trabajan en la calle. Ahora se sumó una más en la parroquia San José Obrero de zona norte. La realidad es que quienes viven en la calle se lava como puede, utilizando mangueras, baldes o alguna canilla de las veredas...
“Desde Cáritas siempre se está prestando una ayuda a la gente que lo necesita, pero nos dimos cuenta de que faltaba algo. Ellos querían bañarse”, contó el padre Fabián Monte, vicepresidente de la entidad en Rosario.
Por eso, cuando decidieron arreglar los sanitarios que se encuentran en la sede central de Cáritas (Balcarce al 1077), que ya estaban disponibles para personas que viven o trabajan en la calle, decidieron que se podrían incorporar duchas para dar la oportunidad del aseo personal a quienes quisieran. Hace más de un año que en Cáritas funcionan cuatro duchas de lunes a viernes, de 8 a 12.
Allí se pueden bañar y se les provee de elementos de aseo como jabón y champú, además de una toalla y ropa limpia si lo necesitan.
No son pocos los que también reciben un suculento desayuno para arrancar la jornada.
La novedad es que ahora también la parroquia San José Obrero de zona norte habilitó un baño y una ducha con el mismo fin.
Este funciona los viernes de 18 a 19 para las mujeres y los jueves, en el mismo horario, para los hombres. La razón por la cual sólo puede abrirse un día a la semana es porque hacen falta más voluntarios que estén dispuestos a abrir el lugar y estar para lo que se necesite en ese horario.
La idea fue muy bien recibida. Por ejemplo, por la sede de Cáritas pasan entre 15 y 20 personas por día para poder recibir una ducha caliente.
Y en la parroquia San José también se va sumando gente. “Por esta zona hay quienes vive abajo del puente Rosario Victoria y otros que deambulan por las calles sin ningún hogar.
“La oportunidad de darse un baño le viene bien a todo el mundo y si podemos seguiremos ayudando”, comentó el párroco de la iglesia de Ing. L. Laporte 3853. Cómo ayudar. Tanto en Cáritas como en la parroquia se agradecen las donaciones de voluntarios que puedan dedicar tiempo a esta tarea y elementos para la higiene personal como champú, jabón de tocador, peine, cepillo de dientes, dentífrico, máquinas de afeitar, toallas higiénicas, desodorantes, colonia, toallones y ropa interior limpia y en buen estado.
La mayoría de las personas que acuden a este servicio son hombres jóvenes y adultos. En cambio, son muy pocas las mujeres.
“Se trata de dar una respuesta a una necesidad básica e imprescindible”, apuntó el sacerdote.
Para más información visitar la web: http://www.actiweb.es/sanjoseobrerorosario/ Otra innovación de Bergoglio. El 16 de febrero se inauguraron en el Vaticano, muy cerca de la flamante basílica de San Pedro, tres duchas para que los indigentes se puedan bañar, cortar el pelo y afeitar.
El Papa tomó esta decisión luego de que el limosnero de Francisco, Konrad Krajewski, le comunicase que las personas sin hogar que duermen cada noche bajo las columnas de Bernini no encuentran sitios para asearse. Lo supo después de entablar una conversación con ellos.
El Papa no dudó en dar el okey para que se realice la iniciativa a la que luego se sumaron peluqueros para cortar el pelo en forma gratuita, y cientos de italianos que se acercaron para donar elementos necesarios para la higiene personal.