29-12-15

Una cena de Navidad con la gente en situación de calle

Un grupo de sacerdotes, junto con voluntarios rosarinos, celebraron la Nochebuena con quienes no tienen hogar y están solos 
 

No todo el mundo pasó la Navidad con su familia. Algunos decidieron acoger a los que viven en la calle y a los que están solos. La iniciativa surgió de un grupo de sacerdotes de Rosario que, junto con voluntarios de sus parroquias, prepararon un asado y sirvieron personalmente la mesa a todos sus invitados de Nochebuena. Una experiencia increíble para todos los que la compartieron.
“Cuando llegan las fiestas arranco a tomar vino desde temprano y me drogo con algo para no darme cuenta de que es Navidad”, fue la frase de un mendigo que conmovió el corazón del padre Fabián Belay, que trabaja con la gente en situación de calle y en la recuperación de adicciones a través del hogar Padre Misericordioso. 
Desde que Belay escuchó esa frase empezó a pensar qué se podía hacer por ellos.
Conversando con otros curas y voluntarios que recorren las calles por las noches decidieron preparar una cena navideña para todos los que ellos visitan. Era la oportunidad de reunirse y de disfrutar juntos de una cena navideña. 
Esta iniciativa surgió hace cinco años en Rosario y cada vez se suman más sacerdotes y más voluntarios.
 
¡Feliz Navidad! El 24 a la noche unas 50 personas se reunieron en la sede de Cáritas Rosario (Balcarce 1077). Allí los esperaban los sacerdotes Sebastián Amerise, Gonzalo Carbone, Walter Kuhry, Silvio Almarás y Gastón De Donatis y Belay para preparar el asado. 
Por la mañana un grupo de voluntarios había decorado el salón para recibir a los invitados y otros fueron más tarde para servir personalmente la mesa junto con los sacerdotes.
Como toda celebración navideña no faltaron los regalos, en especial para los chicos y gorritas y linternas para los adultos.
“Todas las cosas las conseguimos por donaciones de personas particulares y también de empresas a las que queremos agradecer” comentó Belay. “Fue una noche muy especial y si bien no estuvimos con nuestras familias, sentimos que no podíamos estar en otro lugar. Ahí nos sentimos “en familia”, con nuestra gente, con los que nos encontramos cuando salimos a recorrer las calles mientras la ciudad duerme y muchos están solos y abandonados”, comentó.
A la cena fueron invitados los “trapitos”, los chicos que limpian vidrios en las esquinas, los que abren puertas de taxis y los que mendigan porque no pueden hacer otra cosa. También hubo familias enteras que “trabajan” en el centro pidiendo limosna.
El agradecimiento y la alegría fueron los protagonistas de esa Nochebuena tan especial. 
 
Los voluntarios. Lucía Itatí Molina tiene 49 años y fue con dos de sus hijos a servir a Cáritas el 24 a la noche. Pertenece a la parroquia Nuestra Señora del Valle y es la portera de la escuela homónima.
“El padre nos invitó a participar y decidimos pasar la Navidad de otra manera, atendiendo a la gente que no tiene familia y acompañarlos”, relata la mujer feliz de lo vivido. “Les servimos el asado, las gaseosas que también llevamos nosotros, y todos nos respondieron con mucho respeto. Nos decían gracias y no dejaban de repetir: “¡Qué lindo es esto!”, relató Lucía.
“Una chica jovencita estaba emocionada y me dijo: no sabe cuánto hace que yo no comía un asado”, continuó la voluntaria.
Al terminar, uno de los invitados cantó un tango y se lo dedicó a los que organizaron la cena.
“Hacer estas cosas te hace muy bien porque te das cuenta de que tus problemas no son tales, no existen frente a las situaciones tan duras que pasan tantas personas en nuestras calles. Yo no podía quedarme tranquila y decidí colaborar”, concluyó la mujer que pasó una Navidad diferente.
 
 
 
El refugio también festeja
En el Refugio Sol de Noche también celebraron la Navidad y ahora están preparando los festejos para fin de año. Para ello solicitan donaciones de alimentos para una mesa y bebidas sin alcohol. Los interesados en colaborar podrán llevar las donaciones a Necochea 2315, de 9 a 12 y de 17 a 20. Para mayor información comunicarse al teléfono 152-827133. 
Sol de Noche es un lugar donde pueden dormir las personas que viven en situación de calle. Allí reciben una cama, una cena caliente y el desayuno. Para más datos, en Facebook Refugio Sol de Noche.
 
 
 
 
Ayuda
para los
inundados
 
A raíz de la emergencia hídrica que se vive en el Litoral y Noreste de nuestro país, desde Cáritas Argentina están trabajando en las zonas afectadas a través de las Cáritas y parroquias locales, en articulación con los equipos de emergencia nacionales y regionales. 
Para colaborar desde cualquier lugar del país, se habilitó la cuenta bancaria, que permitirá adquirir los productos y materiales que se necesitan cerca de la zona afectada, evitando así gastos de traslado y tareas de recepción, clasificación y distribución de las donaciones.
Quienes quieran colabora podrán hacerlo a través de la Cuenta Corriente Banco Nación Nº 35869/51 - Sucursal Plaza de Mayo 0085. CBU 01105995-20000035869519, a nombre de Cáritas Argentina Emergencia CUIT 30-51731290-4. También se puede colaborar ingresando a la página web: https://www.caritas.org.ar/emergencia.
También Rosario Solidaria organizó una colecta de agua mineral, repelente, artículos de limpieza y de tocador. Aclaran que no recibirán ropa. Las donaciones se pueden dejar en a sede de LT3, Balcarce 840, hoy de 9 a 20.
A su vez, se armó una página web llamada: http://www.acasedona.com.ar, donde se muestra en un mapa todos los lugares del país donde se están recibiendo donaciones y se necesita ayuda.
Por su parte, la organización social Techo firmó un convenio de colaboración recíproca con la Municipalidad de Santa Fe para trabajar junto a familias que se encuentran viviendo en terrenos de riesgo ambiental o emergencia hídrica, como las que afectadas por la crecida del río Paraná. Los trabajos ya comenzaron en el barrio de La Vuelta del Paraguayo.
La Municipalidad se encargará de la ejecución de las soluciones habitacionales y del diálogo con la comunidad, mientras que Techo proveerá los materiales para la construcción de la vivienda de emergencia y aportará su experiencia en la organización de los grupos de trabajo, capacitación y asesoramiento. El objetivo es la reubicación transitoria de las familias en situación de vulnerabilidad social.