11-08-15

Estudiantes acompañan a los pacientes del Agudo Avila

Dedican una tarde al mes para celebrar los cumpleaños de los internos. Además arman concursos de talentos donde muchos participan

Por ahora son pocos, pero no les falta ímpetu ni sensibilidad para atreverse a actividades solidarias. Son estudiantes de distintas carreras con un fuerte deseo de acompañar a los que sufren. El grupo visita un viernes por mes _por ahora_ a los internos del hospital psiquiátrico provincial Agudo Avila. Celebran los cumpleaños y realizan con ellos actividades: cantan, bailan, escriben poesías y hasta las recitan.  Todo comenzó hace cuatro meses atrás, cuando una ex enfermera del Agudo Avila invitó a su hijo y a sus amigos a pasar una tarde en el hospital. La experiencia fue dura, pero fascinante, tanto que los chicos quisieron volver.
Sofía Quinodoz, estudiante de derecho de la UNR fue una de las que participó y lo sigue haciendo los últimos viernes de cada mes, de 11.30 a 14.
“Lo más duro fue ver que ahí hay gente que no tiene criterio de internación, porque su enfermedad no es grave y no son dañinos, sin embargo no se van porque no tienen a dónde ir. El hospital se parece, en esos casos, en un refugio para los que no tienen familia”, contó la joven de 22 años.
“Pero la experiencia fue hermosa, de hecho todos quisimos volver y no lo dejamos”, agregó.
Ahora tienen el objetivo de formalizar el grupo para que se pueda sumar más gente, y estudian la posibilidad de poder ir más días. Necesidades. Los chicos que visitan a los internos pasan un rato con ellos, especialmente cuando están en el comedor y allí se arma una entretenida tertulia donde los que quieren participan. Especialmente les gusta el concurso de talentos porque ahí se animan a cantar o a bailar y hasta alguno volvió a escribir poesía.
“Las personas con las que compartimos son autoválidas, de hecho pueden salir y es fácil que te las cruces por la calle. Aún no visitamos a los que están en las habitaciones”, aclaró Sofía.
“Nos encontramos con personas que no pueden hablar, o que tiene alucinaciones, con adictos y con expresos que se quisieron suicidar. Pero poco importa la historia que hayan sufrido. La realidad es que todos reciben y agradecen el afecto que podemos transmitirles a partir de pequeños gestos”, relató la joven.
La mayoría de los que están internados tienen más de 30 años y necesitan de forma urgente ropa, porque se les ensucia mucho y se les rompe. En especial requieren ropa interior tanto para hombre como para mujer, y medias.
También los chicos notaron la necesidad de muebles y electrodomésticos.
Los donativos se pueden acercar directamente al hospital de Suipacha y Córdoba.
Este grupo que surgió tan espontáneamente cada vez que va llevan regalos y premios para el concurso. Por esto hicieron un pedido abierto de objetos como perfumes, desodorantes, peines, medias, gorros etcétera para utilizarlos como regalos. “Agradecemos todo lo que nos puedan traer”, manifestaron.
Para mayor información visitar y para sumarse al grupo visitar la página en Facebook: “Amor de locos”, donde se puede tomar contacto con los organizadores.