22-10-14

Cuando la informática ayuda a quienes menos tienen

El objetivo de la empresa social Texcac es colaborar con grupos de trabajo informales posibilitándoles el acceso a herramientas de última generación

Teqxac es una empresa social que ofrece un software de gestión destinado a mejorar el funcionamiento y la operación de organizaciones comunitarias y grupos informales de trabajo: en lo que va del 2014, más de 700 recuperadores urbanos están utilizando el sistema con éxito.

Actualmente, las cooperativas de trabajo y las organizaciones de base comunitaria, cooperativas de recolección de residuos, empresas recuperadas o cooperativas de productores orgánicos deben enfrentarse a dificultades que les impiden maximizar su impacto y satisfacer sus necesidades “siempre particulares”: escasez de recursos, falta de experiencia y capacidad, carácter informal de su emprendimiento o falta de infraestructura adecuada.

En respuesta a esta realidad compleja surge Teqxac (“abeja” en lengua qom), una empresa social de base tecnológica cuyo objetivo consiste en empoderar organizaciones sociales de base productiva. A partir de la implementación de soluciones tecnológicas integradas e integrales busca reducir la brecha de acceso a la tecnología con la que conviven las distintas organizaciones de la economía social y solidaria.

Cofundada por la empresa social Njambre y la empresa abocada al desarrollo de software de gestión Clase X, Teqxac integra y mejora la operación de todos los procesos de una organización productiva (ventas, compra, contabilidad, stock y logística) mediante una plataforma de gestión que permite mayor eficiencia, productividad y transparencia en la organización.

“El sistema permite transparentar la totalidad del proceso: al recuperador urbano se le entrega un ticket o vale que certifica la cantidad de material (cartón, vidrio, PET–politereftalato de etileno–) que hajuntado. El material es pesado con balanza electrónica validada por el sistema. El procesamiento de la información permite dos cosas: por un lado, a la hora de cobrar su sueldo, mensualmente o cada quince días, el trabajador sabe cuánto se le debe y, por el otro, el responsable de la “administración” de la organización puede disponer de información “organizada”. “Antes el traspaso de la información se hacía en papel o en Excel corriendo el riesgo de producir confusiones (no intencionales). El software elimina esos errores aportando transparencia y confianza dentro de la organización”, explica Federico Seineldín, cofundador de Teqxac.

El sistema incluye las “mejores prácticas de la industria”, es decir, la mejor manera de manejar el stock,de clasificar el producto o realizar un inventario. Su propuesta de valor radica en su simpleza y efectividad: posee un diseño simple y requiere un conocimiento mínimo por parte del usuario. Su modo altamente visual permite que personas semianalfabetas puedan utilizarlo (pantalla táctil que se maneja por imágenes). Además, puede ser adquirido a un precio muy bajo y, en muchas oportunidades, financiado por un donante o una empresa aliada.

En apenas un año y medio de vida Tecxaq registra numerosas experiencias exitosas: el trabajo realizado con cooperativas de recolectores de basura que benefició a más de 700 recuperadores urbanos (en alianza con la Fundación Avina como promotora del Proyecto) en Buenos Aires y Córdoba. En nuestra ciudad, Teqxac trabaja con la Cooperativa de Comercio Solidario de Rosario y el Banco de Alimentos Rosario.“Cuando implementás el sistema en organizaciones sociales de base productiva el cambio es dramático y efectivo... Más allá del tipo de organización, todas necesitan mejorar sus procesos. El software que ofrece Teqxac te ayuda a profesionalizar la gestión de tu organización, es el insumo básico para empezar ya se trate de una pequeña cooperativa de cartoneros o de una organización informal”,subraya Seineldín.

Por su parte, Teqxac brinda a las organizaciones la mirada experimentada de ClaseX, que graciasa su trayectoria y a los más de 200 clientes con los que trabaja actualmente, conoce a la perfección los componentes de la gestión de un negocio. En este sentido, podría decirse que las organizaciones y sus trabajadores reciben una lección acelerada de cómo mejorar los procesos, aprendizaje que se traduce en eficiencia y crecimiento.

“El soporte permanente es clave.En este tipo de organizaciones hay mucha rotación y la información se pierde. Muchas veces la persona que manejaba la computadora deja de formar parte de la organización y nadie más sabe cómo realizar la tarea. En ese caso hay que volver a capacitar a otro miembro... Todas estas cuestiones hacen a la cultura de profesionalización de una organización. Teqxac es el comienzo de un largo camino a recorrer”, concluye Clemencia Nicholson.

Tecnología que apunta incluir


La seguridad de la información es vital para cualquier organización. La propuesta de valor de Teqxac radica en que permite a sus usuarios sistematizar información que organizaciones de este tipo no tienen modo de cuantificar.
Respecto de la relación entre tecnología e inclusión social, Seineldín concluye: “No se trata de la tecnología en sí, sino del acceso a la misma. Trabajamos con organizaciones que muchas veces no tienen posibilidades de incorporar estas herramientas. Lo importante de una tecnología es que sea accesible, apropiada y apropiable. Esto resulta clave para que cualquier persona/organización se pueda desarrollar y crecer. Esto también significa que los usuarios le saquen el jugo, te sugieran mejoras... cuando la tecnología incluye es cuando tiene verdadero valor"