27-08-14

La orquesta infantil El Triángulo está de fiesta: cumple diez años

Los chicos aprenden a tocar distintos instrumentos: violín, viola, cello, contrabajo, flauta traversa, clarinete, trompeta y trombón

La Orquesta Sinfónica Infantil y Juvenil “El Triángulo” es un proyecto social que brinda a niños y jóvenes la oportunidad, a través del arte, de la inclusión social. Nace en el año 2004 en barrio Triángulo, en el corazón del sudoeste de la ciudad, a raíz de la inquietud de un grupo de docentes, padres,alumnos de la Escuela Nº 518 Fray Mamerto Esquiu y organizaciones sociales que sintieron necesaria la participación de los chicos en un suceso colectivo capaz de garantizar un futuro mejor.

Actualmente participan de la orquesta 110 niños, niñas y jóvenes que aprenden a tocar distintos instrumentos: violín, viola, cello,contrabajo, flauta traversa, clarinete,trompeta y trombón. Desde fines del 2012 la orquesta integra el Programa de Coros y Orquestas Infanto Juveniles por el Bicentenario, programa implementado por la
provincia en coordinación con la Dirección Nacional de Programas Socioeducativos del Ministerio de Educación de la Nación.

Evangelina Gaido, directorade la orquesta y profesora de música, explica que, el tocar en una orquesta es un suceso colectivo que involucra necesariamente al“otro”. Así, el hecho de que todoslos integrantes sean igualmente importantes fomenta valores como lasolidaridad, el respeto y el compromiso e implica valorar el trabajo del compañero. A diferencia de la verticalidad propia de toda orquesta, El Triángulo promueve la horizontalidad en todos sus aspectos: mientras que los 13 profesores queforman parte del conjunto rotan tareas, los chicos intercambian roles,lugares, instrumentos y funciones,pese a estructuras estándares que deben ser respetadas.

La colaboración, apoyo y solidaridad de los vecinos del barriose debe al vínculo generado. La esquina de Garay y Larrea (en la cual funciona la emblemática Escuela 518), donde muchos jóvenes se juntaban a pasar el tiempo, es ahora una esquina con movimiento. Citando a la directora: “Los vecinos del barrio cuidan mucho a los miembros de la orquesta,valoran como positivo el hecho de que hay una juventud distinta, que quiere otra cosa y que hay también una escuela dispuesta a dar respuesta a esa juventud, a esa familia, hacer más fáciles las tardes noches en el barrio”.

La orquesta subsiste a partir de los recursos económicos que genera la comisión de papás y mamás, fruto de la organización de actividades y eventos. “La orques ta tiene un perfil autogestivo; nos proponemos objetivos, no importa si son fáciles o difíciles de cumplir,
los vamos a lograr de cualquier manera. Golpeamos todas las puertas disponibles, la comunidad ya nosconoce, siempre hemos recibido ayuda de distintos actores sociales: el estado, empresas, particulares...el fruto de nuestro trabajo está a la vista”, dice Evangelina.

El alto grado de compromiso y el sentido de pertenencia que la orquesta genera en los adultos se evidencian en la enorme cantidad de tareas y obligaciones que los padres dejan de lado para acompañar a sus hijos, para servirles la merienda todas las tardecitas,
para colaborar guardando los instrumentos, organizando las actividades. “Nuestros logros tienen que ver con esa gran comisión de papás y mamás que no para de pensar, de trabajar. Están en todoslos detalles. La gente ama el proyecto, el lugar; tenemos un grupo muy valioso. Como todo triángulo,tenemos tres patas: padres, chicosy profesores... La orquesta no sólo ha significado un proceso de aprendizaje para los chicos, también lo
ha sido para los padres. En un proyecto social no se subsiste un día si no se está convencido, si no creemos que todos pueden aprender”,afirma Gaido.

Con motivo de la celebración por los 10 años cumplidos en este 2014, la orquesta se propuso llevar a cabo tres eventos: el 26 de junio tocaron en la peatonal, el 11 de agosto hicieron lo mismo en el Teatro El Círculo y el próximo 13 de septiembre se presentarán en la Granja de la Infancia donde brindarán un concierto del cual
participaran en calidad de invitados, la Orquesta Pergaminense del Barrio Kennedy y la Banda de Música de Cañada Rosquín, “Gabriel Turletti”.

Las actividades arriba mencionadas se enmarcan dentro del objetivo ideológico de la orquesta, que consiste en proporciona a los chicos nuevas experiencias y aprendizajes, conocer otras ciudades, incluso zonas dentro de la misma ciudad no conocidas por los chicos.

La directora de El Triángulo comenta: “Tenemos que luchar día a día por transformar la realidad colectivamente, marcando saltos cualitativo en el tiempo. Apuntamos a que los chicos sientan que tienen oportunidades, y que si no las tenemos las vamos a generar; que hagan carne la idea de que lo que para uno solo es imposible, para muchos no... ese el mensaje” y concluye: “En estos diez años hemos hecho muchas cosas. Lo más importante es que el barrio tiene su orquesta.Yo voy a estar hasta que sienta que la orquesta no corre peligro, esto significa que continúe teniendo estabilidad, estando inserta en un programa, hasta que sienta que la orquesta está tan arraigada en elbarrio y en lasociedad, que nadie se atreva a cerrarla, y, si llegara asuceder, muchas voces se levanten para defenderla”.

Inclusión social a través del arte. Respecto de la inclusión social a través de la música, la directora dela orquesta y profesora de música explica que hay muchos preconceptos fuertemente arraigados en la cabezas de los chicos (“no nací para la música, no tengo oído”). “Todos nacemos para todo, todos pueden aprender a tocar un instrumento: el tiempo que dediquen, la pasión y empeño que pongan va a marcarla diferencia. Si bien hay que transitar un proceso para estar con los compañeros, todos podemos tocar un instrumento. Esto hace que un proyecto sea inclusivo. La orquesta se tiene que transformar en un
puente, un nexo con las instituciones formales, que permita a los chicos salir del barrio, romper las barreras físicas y simbólicas, vincularse con jóvenes de otros barrios, otras comunidades”, dice.

Si bien el hecho de ejecutar un instrumento atrapa y ayuda a mantener la motivación, a lo largo de estos diez años la orquesta ha perdido muchos chicos en el camino por motivos y situaciones difíciles.“Lo interesante es que hay chicos que después de un períodovuelven, a veces desconocemos los motivos de su alejamiento, pero siempre
vuelven. Yo siempre quiero que ellos sientan que tienen las puertas abiertas, que la orquesta va a estar siempre. En El Triángulo hay lugar para todos. Si quieren ser músicos
los vamos a ayudar a cumplir su sueño, a vivir de la música, a seguir con el camino de vida que eligieron. No necesariamente todos van a salir músicos de acá, basta con que salgan mejores personas y que tengan presente que estudiando, esforzándose y en grupo van
señanza que nos deja la orquesta”,resume la directora.

Chicos apadrinados por Fonbec
La Fundación Fondo de Becas para Estudiantes (Fonbec) ha apadrinado a 20 chicos de la orquesta. Se trata de particulares que brindan ayuda económica para que los niños y jóvenes no abandonen la escuela. “En la mayoría de los casos, se forma un vínculo hermoso; el padrino visita al chico, lo va a ver a los conciertos, le festeja el cumpleaños; algunos padrinos no son de la ciudad. Los chicos todos los meses le envían una carta y les cuentan como están, como les va en la escuela. Esa pequeña ayuda incentiva y motiva...”,cuenta Evangelina.