Página Solidaria

Rosarinos autoconvocados construirán un comedor en Villa Banana

Ante la necesidad actuaron y consiguieron 50.000 pesos en donaciones. El local estará listo para mediados de julio.

Un grupo de 25 rosarinos autoconvocados, movilizados sólo por el deseo de ayudar, decidieron emprender una campaña para construir un comedor en Lima y Rueda, el corazón de Villa Banana. Allí está la cocina de Santa Bernada Mora, más conocida como Ucha, quien elabora los alimentos para 260 personas que a partir de esta iniciativa tendrán un lugar donde comer.

El objetivo es construir un salón de 32 metros cuadrados. Ya empezaron con el piso y los cimientos. Esperan terminar el 13 de julio.

Una luchadora.Ucha es correntina y pasó hambre en su vida. Por eso no se puede permitir ver a los chicos sufriendo lo mismo. Construyó una cocina un poco más espaciosa y allí elabora los alimentos para 63 familias.

El nombre oficial de esa cocina es “Mujeres en lucha por los niños”.La municipalidad entrega 4.600 pesos por mes para que compre los alimentos y cocine los fines de semana una sola comida por día. Cada mes debe rendir los tickets.El dinero que le entrega la municipalidad no le alcanza y por eso además de cocinar y de buscar los mejores precios, recurre a donaciones y paga con su propio dinero cuando no le alcanza.

Pero Ucha no puede cocinar sólo los fines de semana. Por iniciativa de ella, lunes y miércoles también prepara los platos, pero esos días sólo para los chicos. “Ucha tiene una cocina destinada a elaborar los alimentos, pero ahí también recibe a los chicos y la verdad es que es un peligro por que hay mecheros en el piso y los niños no entran, muchos se quedan afuera o ella tiene que hacer varios turnos”, explicó Melisa, una joven rosarina del grupo autoconvocado que encaró la construcción de un salón comedor.

“Queríamos que lo que hiciéramos fuera perdurable en el tiempo”, subrayó la joven y cuando conocieron la necesidad de esta mujer, se pusieron manos a la obra.

Buscar donaciones.Estos 25 jóvenes hicieron de todo para conseguir los donativos. “Pedimos plata en los colectivos, organizamos una fiesta, una rifa y también solicitamos donativos en los parques”, relató Melisa quien confirmó que lograron 50.000 pesos entre dinero y materiales.

Además, dos estudiantes de arquitectura están haciendo el proyecto para la construcción de un salón de 32 metros cuadrados para que los chicos coman bajo techo.“Pensamos que también podrá servir como espacio para la capacitación de la mujer”, acotó Melisa.

La construcción comenzó el 9 de junio y esperan concluir el 13 de julio. Si bien ya consiguieron la mayor parte de los materiales aún necesitan perfiles, chapa de 6 metros, cemento, piedra, durmientes,arena, cerámicos, pintura, durlok, tanque de agua y por supuesto dinero. Además, alimentos, ropa, zapatos, libros, utensilios de coci na preferentemente de plástico, frazadas y juguetes.

Los jóvenes están sorprendidos por la generosidad de los rosarinos.Pero agregaron que les “urge” terminar este salón máxime cuando se acercan los días de frío. “Entre
todos podemos sumar un granito de arena”, alentaron.

Quienes quieran colaborar, escribir a www.facebook.com/elcomedordeucha, o llamar al teléfono 153-200092.