Página Solidaria

Fonbec incentiva a los chicos para que no dejen la escuela

Hace cuatro años que el Fondo de Becas para Estudiantes brinda una ayuda a los alumnos. Tres ya están la universidad

La Fundación Fondo de Becas para Estudiantes (Fonbec) hace cuatro años que empezó a trabajar en Rosario, de la mano de Inés Risso que trasladó a Rosario esta iniciativa que busca ayudar a los chicos para que no abandonen la escuela. En este momento cuenta con 24 becarios en Rosario y tres de ellos están en la universidad.

Uno de los becarios tiene 9 años y vive en una casa muy precaria, junto a la vía, en barrio Ludueña. Cuando recibió la beca, le dijo a su mamá que ahora podría ayudarla para pagar las zapatillas que usaría para la escuela.

Nicolás, es otro becario de 11 años, también de barrio Ludueña y ya dijo que quiere ser arquitecto cuando termine la escuela y además, quiere ser padrino de Fonbec, para poder ayudar a otros...

Estas son algunas de las historias de los chicos que reciben la ayuda de empresas y personas particulares a través de Fonbec. “Son incentivos para chicos de distintas edades, es un premio al esfuerzo porque para conseguirla deben tener buen rendimiento académico, compromiso social y buena conducta, además de necesitar imperiosamente esta ayuda”, explicó Inés.

Los chicos becados proceden de los barrios Ludueña, El Triángulo, Las Flores, La Granada y zona noroeste.

Y dentro de los padrinos se encuentra la empresa Tarjeta Naranja que comparte este mecenazgo con los empleados que aportan la mitad de la beca, Seguros de Retiro San Cristóbal y Banco Galicia a través de su programa “Potenciamos tu talento”, además de particulares que hacen su donación con este fin.

El incentivo es una beca mensual de 200 pesos y otra destinada a chicos de nivel terciario y universitario que es de 300 pesos. “Los chicos escriben todos los meses una carta a los padrinos donde les cuentan cómo están y cómo les va en la escuela”, explicó Inés.

A su vez, ella que es quien se ocupa de unir a los chicos necesitados con los padrinos, contó cómo los niños añoran esta beca que para ellos es como un “tesoro” poder retomar la escuela con gastos con la posibilidad de contar con ese dinero para el colectivo, los útiles o las zapatillas.

“Mariela terminó el secundario y su deseo era empezar la facultad. Estaba en quinto año pero no pudo hacerlo. Tuvo que empezar a trabajar para mantenerse y no podía pensar en estudiar porque no le alcanzaba ni siquiera para el colectivo. Cuando pudimos conseguirle un padrino empezó a estudiar en Profesorado de Música de Rosario “Carlos Guastavino” y es una alumna excelente”, señaló Inés.

Ahora la meta de Fonbec Rosario es poder becar a 60 chicos, “porque la necesidad es imperiosa”, destacó Inés. Para ello hace falta muchos más padrinos que se puedan comprometer a ayudarlos mensualmente para que puedan tener una educación y por lo tanto un futuro.

Los inicios. Fonbec nació en 1999, por iniciativa de Facundo Garayoa, en Córdoba, con el objetivo de implementar un sistema de becas para alumnos con alto rendimiento académico y graves problemas económicos que ponen en riesgo su continuidad educativa.

Desde entonces, trabaja vinculando a quienes pueden y desean ayudar con aquellos que quieren estudiar pero carecen de recursos. Lo hace a través de un sistema de padrinos y ahijados.

Actualmente está presente en 14 ciudades de Argentina y 2 ciudades de Bolivia y ya son más de 1.300 los estudiantes de los niveles primario, secundario, terciario y universitario que reciben los beneficios de pertenecer a esta gran familia. Para más datos contactarse a través del mail: rosario@fonbec.org.ar, o buscar la página en Facebook: Fonbec Rosario.