Página Solidaria

En el verano casi 200 jóvenes trabajaron por los demás

Desarrollaron diversos proyectos en Villa Constitución y en Carmen del Sauce. La experiencia fue inolvidable

En enero, cuando el termómetro marcaba más de 40 grados, 170 chicos se animaron a que sus vacaciones fueran distintas. Después de haber trabajado durante todo el año se instalaron en dos localidades para ayudar con sus conocimientos. Se embarcaron en la misión que llaman Manos a la Obra y que está liderada por estudiantes universitarios con ganas de hacer algo por el otro.
Partieron el 22 de enero y estuvieron 5 días con la gente. Un grupo trabajó en Villa Constitución y el otro en Carmen del Sauce (a 40 kilómetros de Rosario).
Juan Fernández, coordinadorde la actividad, contó que durante esos días se realizaron controles de salud odontológicos además de medir la presión, controles de diabetes y chequeos pediátricos. En tanto, los que participaron desde las carreras de ingeniería crearon juegos para chicos que colocaron en las plazas y remodelaron los existentes.
La gran mayoría de los estudiantesse dedicó a visitar a las familias y a charlar con ellos.
Por su parte, los estudiantes de Ciencias Económicas se ocuparon del censo de la población y de dictar un curso sobre microemprendimientos.
“Hizo mucho calor, colapsó todo, hubo cortes de luz y se hizo duro, pero valió la pena”, reflexiona Juan satisfecho por el trabajo realizado.
El chico contó que si bien los estudiantes,la mayoría de la Universidad Nacional de Rosario (UNR)no se conocían cuando se sumaron a la propuesta, terminaron conformando un “grupo excelente”. Es más, ya se reunieron varias veces, asado por medio, y se comprometieron
a seguir trabajando, porque Manos a la Obra recién comienza:
trabajan todo el año con visitas alos barrios y elaboran proyectosque pondrán en prácticaen el verano.
“La recepción en los dos lugares fue excelente, porque en Carmen del Sauce nos conocían,porque ahí trabajamos el verano pasado, en cambio en Villa Constitución fue todo un desafío pero resultó. Es más _subraya Juan_ hasta nos pidieron que volviéramos”, relató.
En Villa Constitución les abrieron la puerta en el Colegio Cristo Rey y allí se hospedaron, y en Carmen del Sauce se dividieron en el salón parroquial y en otro lugar que prestó la comuna.
“En Carmen del Sauce hicimos una peña para todo el pueblo y la comuna nos prestó desde el equipo de sonido hasta los tablones y el escenario, revolucionamos el pueblo”,dijo el joven.
Y la gente sin dudas se prendió. En uno de los proyectos que desarrollaron los jóvenes hubo
uno sobre música. Allí armaron cajones peruanos que se lucieron en la peña como instrumentos.
Pero lo mejor fue cuando uno delos vecinos del lugar apareció con un bandoneón y dio un fabuloso concierto. Pequeñas muestras de reconocimiento que recibieron estos jóvenes durante esos días calurosos.
¿Quiénes son? El proyecto Manos a la Obra surgió como una propuesta de la PastoralUniversitaria de la Arquidiócesis de Mendoza en el año 2006. Y los jóvenes de Rosario trasladaron la propuesta a la ciudad y la pusieron en marcha en el 2011.
“El objetivo es poder ayudaron con los conocimientos que vamos adquiriendo en la universidad”,comentaron los organizadores.
Este proyecto a nivel local lo organiza la Pastoral Universitaria de Rosario. “Las puertas están abiertas a todas aquellas personas que, aún no compartiendo la fe católica, deseen participar”, puntualizó Juan.
Durante el año realizan visitas a los barrios una vez por mes y en el verano se desarrollan los proyectos más largos. Los interesados en formar parte de Manos a la Obra Rosario pueden escribir al correo: manosalaobra2011@purosario.com.ar o info@morosario.
com.ar, o visitar la página web: www.morosario.com.ar.